Hace unos meses os hablaba de las mascarillas Color & Cream de La Mota. Un producto único e innovador porque aporta color al cabello sin necesidad de decoloración y que se va con los lavados.


Es un producto de peluquería, que contiene pigmentos y permite incluso realizar mechas. Hay 12 tonos disponibles, desde los más vistosos a éste que es el que yo he utilizado, el neutro.

¿Y para qué utilizar una mascarilla de color que no aporta color?


Pues porque ayuda a mantener la coloración previa a la vez que hidrata el cabello. 

Como os comenté me teñí el pelo con un tinte natural el en Organic Salon de Barcelona. El tinte me cubrió estupendamente las canas y me aguantó muy bien en mi cabello, aunque era un tono similar al mío, no buscaba cambiar el color.


Me decidí por ese tinte porque estaba embarazada y quería minimizar ingredientes nocivos que echar a mi cuerpo. Para mantener el color del tinte y prolongar su duración estuve utilizando ésta mascarilla 1 vez a la semana.


Lo aplicaba después del lavado, con el pelo húmedo y lo dejaba unos 15 minutos. Con 5 es suficiente pero ya que tenía tiempo y no me importaba (y porque tenía mucha cantidad de pelo), me lo dejaba algo más para un extra de hidratación (mis puntas son más bien secas). 

Si vais a utilizar una de éstas mascarillas con color podéis dejarlo más tiempo en función de la intensidad de color que busquéis, aunque si es la primera vez tal vez queréis probar primero en un mechón.


Su textura es similar a la de un suavizante u otras mascarillas, más de tendencia líquida que espesa. Se aplica por mechones, yo lo hacía por secciones con un peine. No tiene mucho misterio.

Hay, o había, un producto similar en mercadona que solía utilizar con el mismo objetivo, aquellos tenían también color y había diferentes tonos. No me iban mal pero el resultado de éste me gusta mucho más.
Cada vez que enjuago el pelo lo noto como si acabara de salir de la peluquería. No sé si me entendéis pero yo cuando salgo de la peluquería noto el pelo con una suavidad y textura que no consigo en casa, pero con éste producto sí lo he logrado. Además me ha ayudado a mantener el tinte más tiempo.

Si normalmente me hago un baño de color o tinte cada 2/3 meses con la mascarilla Color & Cream puedo espaciarlo un mes más, especialmente ahora que no me crece el pelo tan rápido.

Su precio es de 29€ y aunque puede parecer elevado cunde muchísimo por lo que, para mí, merece la pena la inversión.

¿Os interesan éstas mascarillas que coloran el cabello? ¿habéis probado algo similar?

2 comentarios:

  1. Se entiende, el pelo recién salido de la peluquería es una maravilla, tiene otro cuerpo, otra cosa.
    De momento no utilizo nada similar ni se porque no me tiño.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Yo también utilizo la neutra y estoy enamorada. Tengo ganas de coger una de color para hacerme algunas mechas, pero no me decido por el color...

    ResponderEliminar