Sensilis es una marca española de cosmética selectiva para farmacias, de Laboratorios Dermofarm, fundada en 1994. Están comprometidos con el medio ambiente, por lo que utilizan productos naturales y con la certificación ECOCERT, además de ser respetuosos con la piel porque no contienen parabenes, aceites minerales, ingredientes de origen animal (excepto algunos productos de la gama Make-Up y Extreme) ni lauril sulfato sódico (excepto algunos productos de la gama Make-Up y Supreme).


Yo la conocía de haberla visto en farmacias y algunos blogs, pero desconocía sobre sus componentes y productos naturales, por lo que me ha despertado gran interés para mi piel sensible y deshidratada. Especialmente ésta nueva gama de hidratantes detox, la línea Hydra Glacier.

Son tres tratamientos ultra-hidratantes, con propiedades detoxificantes y desensibilizantes, que aportan confort inmediato y duradero. Formulados con ingredientes de origen natural; vegetales (granada, manzanilla, aloe vera, karité) y minerales (calcio, zinc, cobre, magnesio), seleccionados por su alta eficacia hidratante, fortificante, detoxificante y calmante. 


Hydrating Rich Cream SP15, para pieles secas y muy secas, de textura untuosa con alto poder nutritivo y fácil de extender. 


Hydrating Gel Cream SP15, para pieles normales y/o mixtas, de textura fresca, ligera y oil-free.


Hydrating Melting Cream, es una crema de noche, apta para todo tipo de pieles, de textura fundente y con efecto frescor inmediato.

La gama Hydra Glacier está concebida para combatir el estrés que sufre la piel, bien sea por los cambios de temperatura, la contaminación ambiental, o el propio estrés personal. Las tres cremas están pensadas para pieles sensibles y con rojeces ya que proporcionan efecto calmante de inmediato. El precio, de cada una, es de 31.50€ y contienen 50ml.

1 comentarios:

  1. De esta marca si he probado un par de productos y me fueron bien, no de esta gama.
    Dado que tengo las hormonas revolucionadas, mi piel ha pasado de seca a mixta con tendencia a grasa y la sensibilidad no ha desparecido. Tomo nota de las dos últimas que podrían venirme bien.

    ResponderEliminar