Hace unos meses os hablaba de la Lush Kitchen, qué es y cómo funciona. Para las fans de Lush es una auténtica mina (¡y una ruina!) y para los que tenían un producto favorito que descatalogaron es la manera ideal de volver a hacerse con él.


Hace un año compré Running To The Embassy a Lush Kitchen, le hice fotos con la intención de hablar sobre ella pero tuve la impresión que lo de comprar en Lush Kitchen no estaba muy extendido por España. Ahora que he visto que en muchas tiendas la recomiendan y aprovechando que hace unas semanas volvió a salir a la venta he aquí mis impresiones.

Por cierto, Running To The Embassy antes se llamaba Crisis Diplomática, tal vez os suene más por ese nombre, la descatalogaron hará unos 4 años o así si no me equivoco.


Running To The Embassy es una manteca/exfoliante de pies. Es un producto multiusos porque exfolia ligeramente los pies a la vez que los mantiene hidratados y los revitaliza gracias a los aceites esenciales.


Se aplica sobre los pies húmedos, no recomiendo meterla debajo del grifo, dando suaves pasadas para que la piedra pómez pula la superficie de los pies, luego con el producto que queda en el pie masajeamos suavemente para que penetren los aceites y se mantengan los pies hidratados.


Entre sus ingredientes se encuentra la manteca de cacao, sal marina, piedra pómez, manteca de karité, aceites de hierbabuena, menta, tagete y clorofila. 
La menta y la hierbabuena activan la circulación, alivian los picores, refrescan y limpian, la manteca de karité nutre e hidrata y el aceite de tagete tiene propiedades antifúngicas.


No es un producto que sustituya a una piedra pómez en sí, no es tan agresivo. Yo lo utilizo más como producto de mantenimiento, especialmente en verano, cada día o cada dos días, cuando se me ponen los pies peor, pero a veces lo utilizo sólo por la sensación de frescor que deja. 


La parte superior de la manteca es la que contiene más concentrado de aceites, mientras que los laterales y la parte inferior concentran más cantidad de piedra pómez. Yo doy un par de pasadas por cada lado y con el producto que queda en los pies masajeo, no es necesario insistir con varias pasadas, no actúa más eficazmente o mejor, la clave es trabajarlo un poco y así de paso nos dura más el producto.

El olor del producto es fresco y agradable, predomina la hierbabuena, y esa sensación se traslada a los pies. 

Como comentaba, utilizo este producto como mantenimiento de/para mis pies, un exfoliante agresivo cada día no es bueno y con las sandalias y el calor en verano los pies pueden acabar bastante destrozados a lo largo del día, por eso me gusta acabar la ducha aplicando Running To The Embassy, o usarlo antes de ir a dormir, me relaja y calma los pies.

Si os interesa el producto ahora está disponible en la Lush Kitchen (siempre es por tiempo limitado) a £6.95 y contiene unos 95 gramos (tened en cuenta los gastos de envío). Por cierto, también han lanzado ésta semana la hidratante Vanilla Dee-Lite, uno de los grandes favoritos de Lush que muchas lamentaron cuando se descatalogó (por si queréis aprovechar los gastos).

2 comentarios:

  1. Tomo nota, aunque lo de comprar por la red como que no está hecho para mi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, ya me comentaste, qué rollo. La verdad es que éstos productos si salieran en tienda física en España imagino que sería en Madrid, que para el (nuestro) caso...

      Eliminar