Seguro que a muchas os ocurre en verano que o bien no queréis saber nada de maquillaje, porque es pesado, porque sudamos, porque vamos a la playa/piscina, o por el contrario nos gusta utilizar tonos llamativos, especialmente en labios y uñas, cuando nos arreglamos un poco.


Aún así, el maquillaje en rostro y ojos sigue siendo suave, nude o mínimo, hasta ahora porque llega el azul. El azul en sombras, en máscara de pestañas, en delineadores e incluso labios, ésta es la tendencia más de moda para el verano, ya sea azul cobalto, turquesa o en degradado. Éste tono lleva años asomando tímidamente la cabeza en sus formatos más arriesgados, muy visto en pasarelas, y parece que ésta vez sí que viene pisando fuerte. ¿Te atreves con él?


Una fórmula clásica para iniciarse con el azul es mediante el delineado, pero existen muchas maneras de llevarlo sin caer en la habitual línea a ras de pestañas. Por ejemplo, en el párpado inferior dará un toque de luminosidad, mientras que en el superior pasará más desapercibido.

También se puede crear un delineado degradado, como el de la imagen, de blanco a azul, o usar tonos más intensos y potentes, o utilizar un delineador combinado con pigmento y difuminarlo hacia arriba en el párpado superior, para aportar mayor profundidad. Si queremos probar algo más nuevo, lo último es delinearse sólo una parte, no toda la línea de agua, ya sea en el lagrimal o hacia el final del ojo, o combinando los dos como en la imagen central.


La herramienta más común para delinear son los lápices, que además permiten difuminar el color. De cara al verano mejor probar con lápices waterproof y que se fijen bien, aunque suelen ser más caros, como los Larger Than Life Long-Wear Eyeliner de NARS, waterproof, cremosos y de larga duración, el de la imagen es Khao San Road que podéis ver en detalle (con swatches) aquí - 25.65€. Para un acabado más oscuro y con brillo, similar al de la imagen superior, el 24/7 en LSD de Urban Decay es el lápiz perfecto - 19€. Un azul más claro, de acabado irisado y con destellos verdes es el I-24 de Make Up For Ever - 19€, no hay nada más duradero que los Aqua XL de Make Up For Ever y su gama de colores es muy amplia por lo que casi cualquier azul que busques lo encontrarás ahí.

En una línea más económica está el Master Kajal  Khôl Liner de Maybelline, del que podéis leer más en detalle aquí - 6.99€. Otra de mis marcas preferidas para delinear es Zoeva, el de la imagen es Cool Factor, un tono azul más frío, con un punto grisáceo y de acabado metalizado - 7.99€.


Los geles para delinear suelen aportar más intensidad y fijación que los lápices, el Fluidline Waveline de MAC Cosmetics es un azul marino oscuro con reflejos perlados - 19€. En formato líquido también existen varias opciones como el Super Colour Eyeliner de KIKO, éste es el tono 106 Electric Blue, es resistente al agua y de larga duración - 6.90€.

Otra opción que suele ser muy recurrente entre maquilladores es utilizar sombras de ojos en formato crema para delinear, las Illusion D'Ombré de Chanel son muy populares, no sólo por sus particulares y especiales tonos sino también por su textura y su alta fijación, ésta es el tono 122 Ocean Light - 26.95€.


Tradicionalmente se ha dicho que las sombras azules claras van con ojos azules o verdosos o que para morenas de ojos oscuros son más favorecedoras sombras azul klein, pero éste maquillaje visto en el desfile de Diane von Furstenberg rompe los convencionalismos, el resultado es un maquillaje muy fresco, apto para todo tipo de pieles, ojos y cabellos.


La paleta Calm Before the Storm de la colección Nautical de Sleek te permite recrear el look adaptándolo a tu color de ojos y piel según te favorezcan más las sombras claras, oscuras, frías o cálidas - 8.95€.


Probablemente una de las tendencias más arriesgadas, con permiso de los labios, es la de la máscara de pestañas azul, especialmente si no eres morena, donde el color puede pasar más desapercibido.


Una de mis máscaras favoritas (en negro) es They're Real de Benefit, el tono Beyond Blue es un azul cobalto, vibrante, visible en pestañas oscuras con una o dos capas - 26.90€. Similar es la máscara Color Play de Inglot - 14.45€.
La Volume Effet Faux Cils de YSL es una de las máscaras con color más populares, porque aporta un color intenso con una sóla capa, a la vez que deja unas pestañas de infarto. En la imagen el color Extreme Blue pero también hay un azul más marino, como más apagado, el Deep Night - 35€.
Sephora también dispone de un par de máscaras con color, la más popular es ésta, la Lash Stretcher, que promete alargar las pestañas a la vez que aporta color - 16.50€.

Si queréis probar máscaras de pestañas más económicas por 5.90€ tenéis la Super Colour de KIKO, o la Crazy Look Mascara de Flormar por 9€, también en NYX por unos 5€ tienen la Color Mascara.

¿Qué os parece ésta tendencia para el verano, os atreveríais con algo?

fuente imágenes: livingly

1 comentarios:

  1. Me gusta mucho la tendencia. Gracias por las recomendaciones. No suelo maquillarme todos los días pero igual si me animo con algún azul en algún momento.

    ResponderEliminar