Uno de los productos imprescindibles de cuidado corporal en mi rutina de belleza es la crema de manos. Siempre tengo varias cremas repartidas por bolsos o en la mesita de noche o al lado del ordenador porque es un producto sin el que no puedo vivir. 


Una de las cremas de manos que más utilizo es la de L'Occitane. Hace años que la descubrí y hace años que la compro, aunque la alterno con otras marcas que también me gustan, por eso me ha extrañado ver que no le había dedicado ninguna entrada en el blog.

Así que aprovecho que hace unos meses me regalaron éste pack de cremas de manos para hablaros, no de la mítica crema de manos de L'Occitane, sino de sus tres grandes clásicos: la crema de manos de karité, la crema manos deliciosas de almendra y la crema de manos flores de cerezo.


El pack es precioso, viene en una caja de cartón duro. He visto envases similares para otros productos, sin embargo en la web el pack que viene es éste, y al tratarse de un regalo desconozco si ésta caja también se vende, fue edición limitada o puede pedirse.


La tapa es rosa, pero la caja en sí, tanto exterior como interior es amarilla. Contiene las tres cremas y en la parte posterior viene detallada cada una de ellas con sus ingredientes.


La crema de manos de L'Occitane es uno de sus productos más vendidos. Entre sus cremas disponen de diferentes olores/ingredientes y éstos tres son Los Clásicos, es decir, los más vendidos y reconocidos por la marca.


Las tres cremas vienen en un formato de 30 ml., individualmente el precio de cada una es de 8€. La crema de manos de karité, la original, también está disponible en 75ml. (16€) y 150ml. (21€), la crema manos deliciosas de almendra tiene un único formato y la crema de manos flores de cerezo se encuentra en formato de 75ml. (16€).

La crema manos deliciosas de almendra está enriquecida con aceite y leche de almendras. Su textura es más ligera que la crema de karité o flores de cerezo, se absorbe rápidamente y deja un ligero perfume a almendras dulces, muy sutil. 


La crema de manos de karité es probablemente el producto más vendido de la marca. Contiene un 20% de manteca de karité por lo que deja las manos nutridas e hidratadas. En un principio puede parecer algo densa pero se absorbe en un par de minutos, no deja sensación grasa. Tiene un ligero perfume, no sabría decir a qué, no es denso ni intenso.


La crema de manos flores de cerezo también contiene manteca de karité, en menor proporción, y está enriquecida con extracto de cereza de Luberon que le aporta el perfume de cereja roja que contiene la crema. En éste caso su perfume sí es más intenso, más floral con un toque afrutado.


He probado en los últimos años varias cremas de manos de L'Occitane y mis favoritas son, sin duda, la clásica de karité para cuando tengo las manos más secas y la de almendras para el día a día. Su textura ultra ligera y su aroma fresco me cautivan. También me encantó la de hibiscus de edición limitada que sacaron hace unos años diría, así que si la relanzan me harán muy feliz. No obstante, todas las cremas actúan de modo similar. Dejan la piel muy suave, además de hidratada, pero lo mejor es que se nota a lo largo del día y de los usos, no es de esas cremas que cuando te lavas las manos hace que la hidratación de tu piel desaparezca.

Si os interesa un cuidado más especial de manos y uñas, o en concreto de cutículas y uñas, L'Occitane también tiene una crema específica para ello de la que os hablé aquí.

Las cremas de manos, así como éste trío de Clásicos, puede comprarse en cualquier tienda de L'Occitane o en su página web.

0 comentarios:

Publicar un comentario