Mis manos son muy sufridas, a la mínima se me secan, me salen pieles, se producen cortes y, lo peor, viene con los cambios estacionales. No sé si es algo común o no pero el paso de invierno a primavera/buen tiempo suele afectar fatal a mi piel y la de mis manos no es una excepción.



No había comprado nunca exfoliantes de manos porque, los que había probado, me hacían tanto daño al exfoliar que el resultado era casi peor. La mayoría de exfoliantes me dejaban las manos aún más secas y llenas de pequeñas heridas por la agresividad de los gránulos. Hasta que di con Salted Coconut de Lush que sí exfolia pero también hidrata.


Salted Coconut es una crema exfoliante de manos apta para veganos.


Está formulada con sal marina, que exfolia, aceite de argán, que repara la piel, aceite de coco, que hidrata a la vez que suaviza e infusión de limón fresco para aportar frescor y luminosidad.


Se puede usar a diario en caso de tener la piel muy mal, yo lo hago un par o tres de veces a la semana o una vez por semana para mantenimiento si tengo la piel mejor.


La verdad es que en un principio no estaba muy convencida, como comentaba éstos exfoliantes suelen ser demasiado agresivos para piel, además el coco no es mi olor preferido (especialmente cuando son perfumes muy intensos o artificiales), pero la chica de la tienda me animó a probarlo allí y quedé encantada.


Los gránulos de sal marina son gordos, similares a los que se encuentran en Rub Rub Rub por ejemplo, no esperéis una exfoliación suave porque se nota, especialmente si, como yo, tu piel tiene pequeñas heridas. Sin embargo al enjuagar el aceite de argán y coco predominan dejando una suavidad extraordinaria en la piel, se siente realmente hidratada.

Su modo de aplicación es muy sencillo, yo prefiero mojarme las manos previamente para que se desplace mejor el producto. Cojo un poco, del tamaño de un nuez o en función de cómo esté mi piel y los restriego por ambas manos dando suaves masajes circulares, también por los dedos, entre los dedos, finalmente enjuago. No tiene mucho misterio.

El olor no me resulta nada intenso o incómodo, si tenéis dudas nada mejor que probarlo, sí huele a coco, pero también a aceite de argán, el olor permanece unas horas en las manos, pero a mí no me resulta pesado.

Salted Coconut viene envasado en un envase de plástico negro que se puede reciclar. Contiene 100 gr y su precio es de 9.95€.

2 comentarios:

  1. Hola preciosa, no lo he probado, pero tomo nota, porque seguro que mis manos agradecen su uso y a mi además si me gusta el olor a coco.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no es que no me guste, son los olores de coco muy fuerte que me acaban resultando empalagosos, pero éste no es así, si lo pruebas me cuentas :)

      Eliminar