Después de varias malas experiencias con Kiehl's, tanto en tiendas físicas como on-line, me dije a mi misma que no volvería a comprar nada de la marca y no lo hice, en España. Aproveché el Black Friday en Londres y me hice, entre otras cosas, con la Ultra Facial Cream.


Es un producto que había probado en un par de ocasiones, la primera en España y no me gustó nada, sentía que no se absorbía nunca y me salían brillos en la zona T. La segunda vez la probé en otro país, en un ambiente mucho más frío y por el cual mi piel estaba más deshidratada y resentida (además que había pasado de piel normal/mixta a bastante normal pero más sensible) y en esa ocasión sentí que la crema me había salvado la piel. Justo llegó el Black Friday mientras sufría mi particular crisis dermatológica y pese a mi "vendetta" a Kiehl's la compré.


La crema está indicada para todo tipo de pieles, pero si tenéis la piel normal o normal/mixta yo os recomendaría probar mejor Ultra Facial Hidratante o Ultra Facial Oil Free. Si tenéis la piel grasa la nueva Ultra Facil Oil Free Gel-Crema os podría ir mejor.

Aunque parezca redundante el objetivo de ésta crema hidrante es hidratar, sin más. No es que sea poca cosa, la función que tiene la cumple y con creces. Diría que nunca he probado una crema (de día) que fuera tan hidratante.


El envase se puede encontrar en dos tamaños (50ml./26€ y 150ml./40€), en cualquier caso el formato es el mismo; un tarro de plástico blanco con una tapadera de protección debajo del tapón de rosca. Los ingredientes vienen especificados en la parte posterior.


Ésta crema ayuda a reducir la pérdida de humedad en la piel y es por eso que me funciona tan bien. Mi piel es deshidratada, es decir, pierde agua rápidamente. Normalmente utilizo sérums antes de la crema hidratante que me aporten ese extra de agua porque las cremas para pieles normales/mixtas se me suelen quedar cortas de hidratación. 
Pero desde que utilizo Ultra Facial he dejado los sérums para pieles deshidratadas aparte y utilizo otros que me complementen factores que le faltan a la crema.


Su textura es untuosa, se necesita muy poca cantidad para cubrir bien rostro y cuello, además se extiende muy bien, da bastante de sí y cunde mucho. Yo tengo el envase de 50ml. y aún me queda.
La aplico básicamente en las mejillas y con el sobrante en la zona T, sin insistir demasiado.

En un principio empecé a usarla por la noche (no tiene SPF pero existe Ultra Facial Hidratante SPF30) porque me daba miedo que me engrasara como me pasó la primera vez que la probé. Al dejarme el rostro tan luminoso y refrescante (por el agua que me aportaba no porque sea refrescante en sí) decidí darle una oportunidad para utilizarla como crema de día. Y me funcionó, me funcionó muy bien, tanto que ahora sólo la uso así.

No obstante, no estoy segura que me funcionara igual en otro clima más cálido o húmedo, ya me pasó una vez y tengo la sensación que ahora me funciona bien porque hace frío y viento pero ya hay días que noto que no se absorbe tan bien y de cara al verano puede que sea algo pesada.

No sé si la volveré a comprar porque, sinceramente, Kiehl's me cae muy mal (aunque esté hablando ahora de ellos), así que si encuentro un producto similar en otra marca probaré ese (¿recomendaciones?), pero sino es probable que la coja de cara al próximo invierno porque en cuestión de hidratar Ultra Facial es una apuesta segura.

4 comentarios:

  1. Hola preciosa, esta crema es de lo que he probado o usado de la marca que no me gusta. A mi me daba reacción alérgica: escozor y rojeces, así que tuve que suspender su uso. En cambio todo lo demás me ha encantado de ellos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ostras ¿si? ¿Se lo has comentado a la marca? qué raro ¿no? Si la compraste, no sé si lo sabes, pero la puedes devolver, especialmente en tu caso.
      Yo probé la hidratante de açaí y me fue fatal, pero más porque me aconsejaron mal que otra cosa yo creo (lo peor es que me costó un dineral y nunca me dijeron que se podía devolver hasta un mes más tarde).
      Un besote!

      Eliminar
  2. No he probado la marca pero después de leer tu post y el comentario de Yolanda se me quitan un poco las ganas jajajajaja.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno de Kiehl's es que (en teoría) puedes probarlo todo, generosamente, antes. Yo desde que pagué una pasta por una crema que me fue más mal que bien no compro nada sin probarlo a no ser que esté bastante segura que me va a ir bien.
      Y lo del trato... bueno, al principio yo siempre encontré dependientes muy majos, el problema es que las últimas veces siempre me he sentido muy presionada para comprar o me han ignorado si sólo quería comprar una cosa o probarla, como si te trataran con desprecio en plan "ah, sólo quieres eso, no pierdo un minuto más contigo" y a nadie le gusta que le traten así. Pero quien sabe, hay gente para todos los gustos.

      Eliminar