Hace un par de años, más o menos, decidí ir apartando poco a poco las siliconas de mi pelo. Me di cuenta que muchos champús me hacían efecto rebote, especialmente las marcas más conocidas, por eso empecé a indagar un poco, utilizar champús más naturales, con menos elementos nocivos.


Hace unos meses conocí My Organics y me llamó mucho la atención la alta concentración de aceites esenciales puros que contienen sus champús y acondicionadores. Son 100% orgánicos, libres de parabenes, no contienen SLES ni substancias de origen petroquímico.

Por eso cuando Helena, responsable de la marca en España, me propuso hacer un peeling capilar con la nueva línea My Scalp y enseñarme otros productos de la marca no pude decirle que no.


Ya comenté en instagram en qué consistía el peeling capilar My Scalp (podéis leerlo aquí), pero básicamente es un tratamiento que retira todos los productos nocivos del cuero cabelludo, dejándolo libre de impurezas. En mi caso me realizaron el Ritual Wellness, pero hay cinco rituales diferentes en función de vuestro tipo de cabello. 

Debo decir que antes del peeling tenía el cuero cabelludo muy tirante, seguro que más de una vez habéis dicho eso de "me duele el pelo", aún sabiendo que el pelo no duele, pues así me sentía yo, además se me enredaba con facilidad (usaba un champú libre de siliconas pero no el acondicionador). Desde entonces no he vuelto a tener esa sensación, al salir de la peluquería mi cabello se sentía mucho más ligero, como si lo hubiera cortado, no me pesaba ni me molestaba el cuero cabelludo.

Para seguir con el tratamiento Helena me recomendó el champú Sebum Control (mi cabello es de tendencia grasa en las raíces) y el acondicionador fortificante.


El champú Sebum Control está diseñado para reducir la alta producción de sebo, gracias a la fórmula sinérgica especial compuesta por el aceite de NEEM, aceite esencial de lavanda, el principio activo de alpaflor y el extracto de Epilobium Fleischeri, que inhibe el crecimiento de bacterias.

Para una mejor distribución y aplicación el champú debe aplicarse con el bote de la imagen.


Éste bote debe llenarse dos dedos con champú y el resto con agua. Para aplicarlo lo haremos sobre el cabello seco directamente. Si os habéis aplicado tintes en casa os recordará al mismo método.
Conforme lo vamos aplicando vamos masajeando, al principio puede costar cogerle el truco pero cuando el cabello empieza a estar más húmedo se emulsiona fácilmente. El champú sólo debe aplicarse en el cuero cabelludo, al fin y al cabo eso es lo que realmente queremos limpiar.

Una vez bien repartido por todo el cuero cabelludo enjuagamos y repetimos con una segunda aplicación, haciendo los mismos pasos, sólo que en éste caso el cabello ya está mojado.

Para la primera aplicación normalmente uso todo el bote o casi, para la segunda con menos de la mitad del bote me basta (lo que sobra lo dejo para otro día). En la segunda aplicación el champú emulsiona mucho más porque ya tenemos el cuero cabelludo limpio, ésto crea mucha más espuma, yo cuando tengo el pelo completamente lleno de espuma no aplico más, aunque lo dejo 2/3 minutos antes de enjuagarlo de nuevo.


Puede parecer engorroso el sistema del botecito pero cuando te acostumbras y, especialmente, cuando ves resultados, no lo es tanto. Yo he probado a lavarme el pelo con y sin él y utilizar el bote no me lleva mucho más tiempo del que tardo en lavármelo y masajeármelo si aplico directamente el champú, excepto porque utilizo mucho más champú y, de alguna manera, la segunda vez no emulsiona tanto como cuando sí utilizo el bote. Aún así, la diferencia más grande, es que me aguanta más tiempo limpio cuando lo hago con el sistema del bote que sino directamente con las manos.


El Acondicionador Orgánico Fortificante combina la fórmula del aceite de NEEM y las propiedades regeneradoras de la avena, que ayudan a engrosar el cabello.

Debe aplicarse después del champú, con el cabello húmedo, masajeando sobre el cuero cabelludo (la línea My Scalp está indicada para tratar el cuero cabelludo) y dejándolo actuar de 3 a 5 minutos. Finalmente enjuagar.

El acondicionador no lo he usado siempre que me he lavado el pelo, lo usé más los primeros días, ahora de manera puntual, en ningún caso me ha engrasado más el cabello, por lo que no hay nada que temer a la hora de aplicarlo sobre el cuero cabelludo.


Si no utilizo el acondicionador con tanta frecuencia es porque sí que lo doy bastante uso a éste producto; The Organic Restructuring Fluid Potion Argan.

Formulado con aceite de aguacate y argán ayuda a proteger el cabello contra el calor, ayuda a proteger las puntas y evitar roturas, además de aportar brillo.


Lo utilizo siempre después de la ducha, antes de secarme el pelo. Lo aplico desde la mitad del cabello hacia las puntas.

Había utilizado varios aceites capilares pero nunca ninguno como éste. Básicamente porque éste es 100% natural y el brillo y soltura que adquiere el pelo es increíble, no lo apelmaza ni lo engrasa.

Cuando empecé con ésta rutina mi pelo se quejó. Para ver cómo funcionaban los productos en mí he usado el champú sólo, el champú + acondicionador, los dos con el aceite y el champú + aceite. Al principio el pelo se me enredaba, bastante, me desesperó un poco, el acondicionador ayudó pero sentía que champú + acondicionador + aceite tal vez eran demasiadas cosas.
Poco a poco fui notando como ni siquiera necesitaba el acondicionador. Aplicaba el champú en mi pelo, dos veces (con el botecito) y se desenredaba sólo, con los dedos, quedaba suave y recuperó más brillo (de ahí otra razón por la que no uso tan a menudo el acondicionador). Ahora ésta rutina de champú + aceite me encanta, además ambos huelen muy bien, el primero ligeramente a lavanda y aceite de neem, el segundo a aceite de argán, pero no son aromas pesados ni densos, son ligeros.

En definitiva, si estás buscando sanear tu cabello, en todos los sentidos, te recomiendo que eches un ojo a My Organics y, para una mejor experiencia, a la gama My Scalp. Poco a poco se están introduciendo en más salones de belleza, hasta el momento puedes buscar el más cercano a ti aquí.

1 comentarios:

  1. Pues parecen unos productos la mar de interesantes. Sería cuestión de probarlos.

    ResponderEliminar