Creo que no hace muchos años que Lush trajo a España por primera vez los productos de Halloween que sí se comercializaban en otros países, y vaya acierto.


Los productos de Halloween son productos de temporada, de edición limitada, y sólo por eso merece la pena echarles un ojo, son difíciles de conseguir y en el peor de los casos te enamoras de uno de ellos y cruzas los dedos para que vuelva a salir en un año (o Lush Kitchen lo reproduzca un día).


Como buena fan de Lush no podía dejar escapar a éste maléfico bicho, os presento a Bat Heebie Jeebie*.



Cuando quitamos la alas el vampiro se abre por la mitad y en su interior vienen dos productos nuevos: Nightwing y Lord of Misrule, un clásico de Halloween.

Nightwing es una gelatina de ducha de 95 gramos en formato terrorífico. Si nunca habéis usado o comprado una gelatina de ducha os diré que no es muy diferente a las gelatinas comestibles, un poco más sólida ésta tal vez.


Al ser una gelatina se guarda perfectamente en un bote transparente (que se puede reciclar) y cuyo contenido nunca adivinaríamos si no sabemos previamente lo que es.


Por increíble que parezca, sí, hay un vampiro dentro de ese bote, no uno pequeño precisamente.


No llega a ser completamente negro, es un azul muy muy oscuro, un poco lila. Y mancha, pero ninguna mancha permanece, con agua se va.


Entre sus ingredientes se encuentra la lima, olor que predomina y aceite de lima. Además de Aloe Vera que hace que sea hidratante, así como el sirope de algarroba.

Se ha comparado su olor con el jabón de ducha Calacas (otro clásico de Halloween que desafortunadamente no sale éste año pero que sólo mañana estará disponible en Lush Kitchen).

Yo tengo ambos y aunque podría decirse que son de la misma familia olfativa no son idénticos. Calacas es más dulzón, Nightwing es un olor predominante de lima, más cítrico. En cierto modo ambos huelen a ositos de goma, pero Nightwing huele a ositos de goma de lima, si me entendéis.


Yo de momento lo estoy usando tal cual; lo cojo con la mano (como puedo, porque es escurridizo), lo restriego por el cuerpo húmedo y luego paso la esponja porque el producto queda en el cuerpo de una sóla pasada y se puede extender bien.

Me recomendaron cortarlo en trocitos para que no se escape volando y así sacarle más provecho, pero la verdad, me da pena, es demasiado bonito y no tengo la sensación que se pierda mucho producto tal y como lo hago. Eso sí, no se os ocurra meterlo debajo del chorro de agua o durará un suspiro.

Nightwing se ha convertido casi en un favorito, digo casi porque tengo una pega, a pesar de que su olor me encanta y estoy deseando que saquen más productos con éste olor, no permanece en el cuerpo y es una lástima porque otras gelatinas de Lush sí tienen ese efecto.


Lord of Misrule es una crema de ducha (crema de ducha porque es más hidratante que un jabón de ducha), de color verde potente. Todo un clásico de la marca y uno de los productos más deseados por los fans de Lush. En éste pack viene en formato de 70gr.


Entre sus ingredientes destacan la mezcla de hierbas de pachuli y granos de pimienta negra, lo que le da un olor distintivo, especiado, pero no muy fuerte porque también contiene vainilla de comercio justo, que suaviza el intenso olor inicial y le da un toque más dulzón.

Al contrario que muchos geles de ducha de Lush, Lord of Misrule está formulado con aceite de germen de trigo, uno de los aceites más potentes y con más nutrientes para la piel y con alto contenido en vitamina E, que ayuda a hidratar y mantener la piel hidratada.


Es bastante líquido y su color un poco artificial. Como sucede con Yuzu and Cocoa éste gel podría dejarte la piel ligeramente teñida si tardas mucho en enjuagarlo. Por otra parte su distintivo olor sí permanece un buen rato, me atrevería a decir horas, en la piel. Lo he usado en ocasiones para lavarme las manos y aun después de haberlas vuelto a lavar (con otro jabón) seguían oliendo a Lord of Misrule.

Tanto Nightwing como Lord of Misrule pueden comprarse por separado, el primero viene en un único formato de 100 gramos a 5.95€ y la crema de ducha puede adquirirse en tres tallas: 100 gramos a 7.95€, 250 gramos a 15.95€ y 500 gramos a 24.95€. Si además os gusta éste fragancia también podéis encontrarla en la bomba de baño del mismo nombre que contiene 200 gramos y cuyo precio es de 5.95€ y, como la crema de ducha, es de edición limitada. 
En la tienda de Oxford Street en Londres tenéis Lord of Misrule todo el año y para las súper fans tienen botes de 1 litro.

Si preferís, como yo, tener a Bat Heebie Jeebie* volando por casa su precio es de 18.95€.

*Heebie Jeebie es un modismo del inglés que se traduciría como dar escalofríos, en una situación siniestra, de miedo o susto.

2 comentarios:

  1. Hola preciosa, me ha encantado este vampiro y su contenido. No he probado ninguno de los dos productos, pero seguro que me encantarían. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es súper majo, yo me lo puse en la ventana para Halloween y aún no me lo he quitado porque cada vez que lo miro me saca una sonrisa :)

      El gel Lord of Misrule también estará durante las navidades por si lo quieres probar.

      Eliminar