Nada más festivo para despedir el verano que uno de los tonos favoritos de la temporada, con un poco de confetti.


Y es que no sé donde vivís vosotras, pero ahora muchas ciudades y barrios por aquí celebran sus fiestas y es colofón final a las largas y calurosas noches. Ésta manicura es mi pequeño homenaje.



Como color base utilicé el Blue No Blues de Bourjois que ya os enseñé aquí. Es un tono más vivo con luz directa,pero bastante suave para que el "confetti" se vea sin problemas.


Encima, a modo de top coat degradado el Glitter All The Way de China Glaze que salió con la colección de navidad Holiday Joy, de 2012.


Es un tono muy alegre y muy vivo que funciona mejor combinado con otros esmaltes que por sí solo (porque además cuesta un poco desmaquillar). Nunca se me había ocurrido mezclarlo con éstos tonos o verdes o azules pero creo que el resultado no está mal. Y es bastante sencillo.

Para aplicarlo de ésto modo es mejor dar toques con el pincel, no arrastrarlo, así podemos controlar mejor la cantidad que aplicamos.

Como siempre, al final, para dar brillo y unificar la superficie un top coat de acabado brillane, en éste caso el Plumping Top Coat de Skeyndor.

3 comentarios:

  1. Espectacular!! Me he enamorado tanto del tono base que me vuelve loca ese color, como de ese top que es preciso, y combinados han quedado perfectos.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Se ve preciosa la combinación, es glitter es hermoso, me gustan estas manicuras sencillas y resultonas =D.♡♡♡♡♡.
    Un Beso guapa.

    ResponderEliminar
  3. Te ha quedado preciosa, muy elegante y si cuesta más trabado quitar los glitters. Yo suelo usarlos mucho, para dar ese toque diferente que no consigo por lo manazas que soy :)

    ResponderEliminar