La semana pasada publiqué, con efecto retroactivo (gracias blogger) la manicura base de ésta manicura de hoy. Se trataba de un degradado sutil para dar más luminosidad al color, naranja en éste caso.


Yo usé el naranja porque estábamos en verano y si no llevamos colores atrevidos en ésa época cuándo lo vamos a hacer, pero es aplicable al tono que queráis, le da un toque diferente y estiliza las manos. El problema es que para mí, que me canso rápidamente de llevar las uñas igual, me resultó un poco aburrido después de un tiempo así que decidí darle un toque diferente.


La base de naranjas y los esmaltes utilizados para ella la podéis ver aquí.


Dudé entre aplicarle negro encima o algo con más brillo, plata o dorado, finalmente me decanté por éste esmalte de Essie que aunque tiene un acabado plateado combina un poco de los dos, es el Beyond Cozy.


Para aplicarle utilicé la técnica que podéis ver aquí o aquí, se trata de dejar el pincel con la menor cantidad de esmalte posible y dar pasadas rápidas, luego repetir hasta conseguir el acabado que queramos, más o menos opaco.

Finalmente le di una capa del Plumping Top Coat de Skeyndor para unificar los tonos y aportar más brillo.

2 comentarios:

  1. Hola preciosa, la verdad es que me gusta el resultado. Una buena forma de variar la manicura y hacerla más llamativa. Qué bonito es ese esmalte de Essie. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, Essie tiene un par de plateados que son una delicia, cubrientes con una capa y de tono bastante neutro (así evitan que parezcamos un robot!) la pena es que creo que sólo salen en colecciones.

      Eliminar