En cuanto vi la colección de Essie para invierno no pude estar más contenta, los colores eran vivos, alegres, lo opuesto a todas las colecciones que suelen salir por esa época.


Los esmaltes, además, tenían unos tonos que combinaban perfectamente entre ellos. Ésta manicura la llevé en Reyes y fue todo un acierto, recibí varios cumplidos así que decidí recrearla para el blog. Lamentablemente dada la saturación de algunos colores no luce tan bonita como queda en realidad.


En éste caso no llevo base, utilicé directamente un par de capas del Back In The Limo de Essie, es un tono melocotón precioso que estiliza mucho, aunque al tener tonos más intensos queda un poco eclipsado.


A pasadas rápidas, apliqué Bump Up The Pumps, Double Breasted Jacket y Jiggle Hi, Jiggle Low, todos de Essie, dejando en cada caso el pincel con la menor cantidad de esmalte posible, reaplicando si era necesario. Los dos primeros son tonos rojizos, coral y fucsia, aunque es difícil distinguirlos a simple vista.


Jiggle Hi, Jiggle Low es un plateado que le da el toque brillante a la manicura. El acabado en éste caso es mate, he utilizado el Matte Finish Top Coat de Rimmel. Imaginé que con un acabado brillante no se apreciaría bien el resultado por eso decidí matificarlo.

Todos los esmaltes de Essie que utilizo para ésta manicura los publicaré con detalle el miércoles y podrán verse mejor los colores, no obstante si hacéis click en cada foto se os ampliará y tendréis también mejor visión de los detalles.

4 comentarios:

  1. Que mona, quedan genial ambos colores juntos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, en realidad no se aprecian todos bien, es una pena, pero se capta la idea :)

      Eliminar
  2. Me encanta la combinación de colores que has hecho. Queda muy chula la manicura

    ResponderEliminar