Maybelline lanzaba en el último trimestre del año pasado Color Exilir, un bálsamo líquido para labios con formato gloss.

Los tintes labiales no son una novedad, especialmente desde que empezaron a aparecer en marcas de gama media e incluso low cost, pero éstos no son sólo tintes labiales son también bálsamos lo que los convierte en un producto único.


En España se han lanzado 9 tonos diferentes, yo tengo 7 de ellos (faltan el 065 Caramel Infused y el 400 Alluring Coral).


El formato es bastante peculiar, exteriormente parece una barra de labios pero a la que lo giramos se desvela el pincel tipo gloss. Excepto que su textura y consistencia tampoco recuerdan a la de los glosses.


Su fórmula mezcla aceites y pigmentos puros, los primeros aportan tanta hidratación que permiten el uso de los Color Elixir como bálsamos labiales mientras que los pigmentos aportan un color más o menos intenso.


El aplicador mezcla fibras cortas y largas lo que ayuda a una mejor distribución del producto y precisión a la hora de aplicarlo. Su textura es suave, enriquecida con aceite de ricino, por lo que se extiende fácilmente por los labios.


De izquierda a derecha: 705 Blush Essence (suave rosa palo), 505 Signature Scarlet (rojo intenso), 710 Rose Redefined (rosa palo), 110 Hibiscus Haven (rosa chicle con subtono azulado), 120 Fuchsia Flouris (fucsia intenso), 135 Raspberry Rhapsody (frambuesa con shimmer) y 720 Nude Illusion (marrón beige).

De izquierda a derecha: 710 Rose Redefined, 110 Hibiscus Haven, 120 Fuchsia Flouris, 135 Raspberry Rhapsody y 720 Nude Illusion.

La primera impresión al aplicar los Color Elixir es que eran algo pegajosos, no del tipo que el pelo se te engancha en ellos y tienes que andar con cuidado pero de esos que lo notas en los labios.
Sin embargo, unos cinco o diez minutos más tarde esa sensación desaparece dejando lugar a la comodidad que aporta un bálsamo labial.

De izquierda a derecha: 120 Fuchsia Flouris, 110 Hibiscus Haven, 710 Rose Redefined, 505 Signature Scarlet y 705 Blush Essence.

Me ha sorprendido leer algunas críticas que comentan que son casi transparentes porque, excepto 720 Nude Illusion, en mi caso todos aportan color, claro que mis labios no son muy pigmentados, por eso me parece conveniente poner swatches sobre blanco.

La consistencia es prácticamente la misma en los siete tonos que tengo, mientras que la textura varia en función de su opacidad. Los tonos más potentes y cubrientes son 120 Fuchsia Flouris y 505 Signature Scarlet, sin ser opacos 110 Hibiscus Haven y 135 Raspberry Rhapsody son bastante intensos y cubrientes, 705 Blush Essence y 720 Nude Illusion son tonos más discretos, finalmente 710 Rose Redefined es, para mí, el más traslúcido de todos (y el más parecido a mi tono de labios). 

Todos tienen un brillo increíble, casi parece vinilo, pero sólo dos tienen brillo: 135 Raspberry Rhapsody tiene un ligerísimo y sutil shimmer mientras que 705 Blush Essence, al ser más nude, tiene un shimmer más visible.

En definitiva, éstos bálsamos líquidos se han convertido en un must en mi bolso, nunca lo pensé, pero conforme los he ido utilizando más y más me han gustado. Ya llevo meses con ellos, son cómodos de utilizar, de re-aplicar (los tonos más oscuros pueden durarme entre 4 y 6 horas) y lo que más me gusta es que realmente hidratan, y mis labios son muy exigentes con ese tema.
AVISO: Los productos mencionados han sido enviados por la marca o su representante con el fin de dar mi opinión, la cual es personal, sincera y objetiva. No estoy afiliada con la empresa.

3 comentarios:

  1. Me han entrado muchas ganas de probarlos leyéndote, los tonos son preciosos. Ciertamente no a todos los labios les va a quedar el mismo color. Me encanta la idea de que hidraten.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, de verdad, yo te los recomiendo, si los pruebas me cuentas ;)

      Eliminar
  2. Tengo que hacerme con algún tono, está claro! A ver si voy a toquetear, porque hay algunos colores muy bonitos.

    ResponderEliminar