El pasado agosto NARS relanzó al mercado parte de sus esmaltes reformulados junto a nuevos tonos, os expliqué todos los detalles aquí.


Hasta el momento sólo tenía un esmalte de la marca y había podido probar un par más, en todos me sucedía lo mismo. El brillo del esmalte era único, algo que sólo había conseguido antes con un top coat, la fórmula era muy buena, sin embargo de opacidad cojeaban ya que requerían varias capas.

He probado éstos cinco esmaltes, cinco colores muy diferentes y dos tipos de acabado. ¿Han mejorado al reformularlos?


Dovima es un rojo tomate, de intenso y saturado color y acabado cremoso.


Su fórmula es muy buena, se aplica de manera perfecta en las uñas y seca rápido.


Es prácticamente opaco con una sóla capa, aunque llevo dos en las imágenes. Recomiendo usar base con éste esmalte (yo no llevo, tampoco top coat)

En menos de dos días ya se me había saltado la manicura en varias uñas. Utilicé base porque es muy pigmentado pero no top co


Back Room es un color negro, sin subtonos, de acabado cremoso.


Su fórmula es muy buena, similar a Dovima, prácticamente opaco con una sóla capa, sin embargo se deben aplicar dos, incluso tres, para conseguir éste brillo, sino queda más matificado. 
Después de ver las imágenes me di cuenta que me salieron (dedo meñique) algunas burbujas, tal vez no esperé lo suficiente para aplicar la siguiente capa.


Es un tono muy pigmentado, aún después de desmaquillar bien las uñas (y sólo para las fotos) se notaba el color por lo que recomiendo usar base.


Zakynthos es un esmalte beige de subtono rosado y acabado cremoso.


Su fórmula es normal, cubre bastante con una capa pero no es opaco, aunque con dos sí.


He leído muy buenos comentarios de lo favorecedor que es éste esmalte nude y, la verdad, considero que a mí me sienta fatal y le veo un tono más amarronado que el rosado que todos parecen tener por lo que dudo si el problema es que éste tono no es para mí, o al separarse la fórmula (se ve en el envase), el color ha variado y por eso no me convence.


Night Out es un azul medio de ligero subtono amarillento y acabado cremoso.


La fórmula de éste esmalte recuerda más a los antiguos, es casi translúcido con una capa y necesita tres para total opacidad.


Además esa primera capa tampoco queda uniforme, se tiene que trabajar el esmalte para que no queden marcas.


Arabesque es un esmalte con base rosa semi transparente y purpurina rosada.


Pese a llevar tanta purpurina se aplica bien y no se acumula, aunque es preferible aplicar una primera capa, que sirva de base, y la siguiente a toques.


Para un acabado completamente opaco llevo entres 3 y 4 capas, aunque éste esmalte funciona mejor como top coat, encima de otro esmalte del mismo tono u otro diferente para crear contraste.


Además de la reformulación éstos esmaltes incluyen dos novedades más en cuanto a su pincel, por un lado el tapón cuadrado ahora puede extraerse dejando a la vista éste redondeado, más manejable.
El pincel en sí, que antes era fino y alargado ahora pasa a ser más aplanado y con curvatura final para adaptarse a la cutícula.


El problema es que algunos pinceles vienen así... con los pelos a lo loco, lo cuál es un incordio porque en lugar de facilitar el esmaltado una acaba pintándose las cutículas y, teniendo en cuenta lo pigmentados que son no es tan fácil retirarlo luego.

Éste es el pincel de Dovima, un desastre, el de Back Room, aunque no estaba tan mal tampoco estaba perfectamente cortado.


No estoy muy segura qué ha pasado aquí, el problema del pincel o de la fórmula (como en el caso de Night Out) no me ha sucedido sólo a mí, por lo que no es aislado. He podido leer comentarios de chicas, especialmente en Estados Unidos con exactamente los mismos problemas. No es sólo que tenga pelos sueltos, es que se abre demasiado cuando lo aplicamos.
Para una marca como NARS presentar un pincel de éstas características parece bastante increíble, especialmente si tenemos en cuenta que éstos esmaltes cuestan 19€ cada uno.

La duración de los esmaltes también ha sido desconcertante, Dovima sin ir más lejos me duró dos días intacto hasta que se me empezó a saltar, utilicé base para no transferir el color a las uñas, pero no usé top coat para ver cuánto tardaba en secar por sí solo.
Back Room o Night Out han durado más por ejemplo, unos 4/5 días, algo que para mí es normal.

En definitiva, no estoy segura que el cambio haya sido para mejor, tal vez he tenido la mala suerte de probar 3 esmaltes entre 300.000 que salen malos, pero entre la duración, el pincel y que con una capa no tienen el mismo brillo que antes, casi prefiero los viejos.
AVISO: Los productos mencionados han sido enviados por la marca o su representante con el fin de dar mi opinión, la cual es personal, sincera y objetiva. No estoy afiliada con la empresa.

3 comentarios:

  1. hola preciosa, pues los colores son muy bonitos, pero el tema de los pinceles, la duración, que haya que dar más capas....me parece fatal, máxime para una gran marca como es Nars...No puedo dar una opinión objetiva porque no he probado ningún esmalte de la firma, pero leyendo lo que leo, a menos que me los regalasen no creo que me los comprase yo....besos

    ResponderEliminar
  2. el azul y el negro me parecen fantásticos!!

    Por su precio, creo que tendráin que esmerarse más en los pinceles y que los pelitos estuvieran perfectos

    me encantan tus fotos de esmaltes en las uñas ¡son perfectas! y el diseño del blog, me gustaría poner así la home pero por más que lo intento nada de nada

    muacss

    ResponderEliminar
  3. Madre mía, las lascas roja y negra me encantan, son preciosas!!!!!

    ResponderEliminar