Igual que existen los denominados "no makeup" makeup para maquillaje he decidido hacer algunas manicuras diferentes, más artísticas, como si fueran nail art pero sin implicar directamente el nail art, es decir "no nail art" nail art.


De hecho ya mostré algo parecido cuando te enseñé cómo te puedes hacer un ombré nails con tan sólo dos colores. Son manicuras que implican varios esmaltes, son llamativas, resultones, diferentes, pero no implican pinceles de nail art ni destreza en pintar.


En éste caso la temática son los tonos naranjas pero combinándolos a lo loco.

Empecé con la base Bonder de Orly, algunos tonos son muy pigmentados y no quería que se tiñeran mis uñas. 


Utilicé cuatro colores diferentes, uno con purpurina y los otros de acabado cremoso. Para el dedo meñique y el gordo apliqué Creamy Coral de Astor, es un coral anaranjado precioso pero que da mal en cámara, podéis verlo mejor aquí
También de Astor usé Tonic Orange en el índice, es un tono altamente pigmentado y brillante, el color da algo saturado en las fotos porque es un tono muy vivo, podéis verlo mejor aquí.


Para el dedo corazón utilicé Méli Melon de Bourjois, es un coral anaranjado pastel que, sinceramente, no queda del tono que se ve en las fotos (es más rosado y menos naranja de lo que se aprecia aquí), por lo visto al estar entre dos naranjas potentes se han comido el color porque me ha pasado en todas las fotos. Así que disculpadme por ello.

El último, el color más especial, es Orange Marmalade de China Glaze. Es un tono naranja muy parecido al Tonic Orange de Astor, a veces llevo sólo los dos combinados porque el de China Glaze es como la versión purpurinosa, aunque su purpurina está muy integrada, es tipo Ruby Pumps en naranja. Podéis verlo mejor aquí.

Finalmente para unificar la superficie, ya que algunos esmaltes tienen un acabado más cremoso y brillante que otros apliqué una capa del Plumping Top Coat de Skeyndor, para que brillaran todavía más.

De nuevo pido disculpas porque los colores no se muestran fieles al color original, en cada enlace de cada esmalte los podréis ver sólos mucho mejor. No obstante creo que se capta la idea de mezclar diferentes esmaltes que compartan tono base. ¿Lo habéis probado? ¿Lo haríais?

10 comentarios:

  1. hola preciosa, me gusta el resultado y me das idea a mi que no soy nada diestra en cuánto a las manicuras, jejee, gracias por compartir y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias guapa! lo mejor es que puedes hacerlo con los colores que más te gusten, la clave es combinarlos :)

      Eliminar
  2. Que bonito se ve guapa me encanta el resultado final =D...

    ResponderEliminar
  3. Oye mira pues voy a probar esta idea porque me parece muy chulo lo de mezclar diferentes esmaltes del mismo color, aunque con naranjas no creo que no me van mucho.

    un besin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que las imágenes son un poco un horror de saturación con tanto contraste, a mí el naranja me gusta en verano, pero sino lo prefiero algo más apagado, tipo melocotón, haciéndolo así me pareció más divertido :)

      Eliminar
  4. Alguna vez lo hice aunque no con la gama de los naranjas y me gusta, es fácil y divertido :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es algo diferente y de paso aprovechamos para utilizar varios esmaltes de un tirón :)

      Eliminar
  5. Que mani mas chula. Alguna vez me hice esta técnica, pero yo en orden de claro a oscuro jejeje.
    Me he enamorado de ese esmalte de china glaze <3
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me encanta el orange marmalade pero la verdad es que necesita como 4/5 capas para ser opaco (solo). Es muy líquida la consistencia y se aplica bien, no queda grueso, el resultado me gusta tanto que lo sigo utilizando pero vamos... que lo sepas, por si te decides con él.

      Eliminar