Hacía tiempo que no usaba uno de mis esmaltes favoritos, el Toulouse de Mavala y quería combinarlo con algún esmalte brillante pero que no lo eclipsara.


Ésta manicura es ideal, no sólo para el verano o una época festiva, pero también para eventos, bodas, etc... es rápida y fácil de hacer. 


Primero apliqué la base Bonder de Orly, para proteger la uña y que el Toulouse no se viera tan traslúcido. Éste esmalte no es fácil de fotografiar porque refleja muchísimo la luz, no es neón, es un tono más dulce y suave (le dediqué un post donde se pueden ver mejores swatches aquí).


Con un pincel alargado y fino de nail art hice una línea en el medio de la uña, también se puede dejar así y queda muy elegante, usando el Champagne Kisses de China Glaze.


Pensé que era el esmalte perfecto para combinarlo porque es shimmer y glitter dorado con un toque rosado, casi lo opuesto del Toulouse, de modo que los colores se complementan.

Para acabar apliqué una capa de Seche Vite, para unificar el relieve de los esmaltes y darle un acabado más brillante.

¿Qué os parece? ¿Os gusta contrastar colores o combinarlos?

5 comentarios:

  1. una manicura sencilla pero muy bonita, me ha encantado.
    Besitos!

    ResponderEliminar
  2. Eres un pozo de ideas prácticas... sencillo y el toque central lo cambia todo. Probaré o reversionaré : )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, gracias!! la idea es siempre encontrar manicuras sencillas pero diferentes, ya nos enseñarás si pruebas algo así :)

      Eliminar
  3. preciosa y muy fina, me gusta el contraste entre ambos esmaltes

    ResponderEliminar