Mani Monday #53

by - 7.4.14

Hace tiempo que quería hacerme una manicura degradada, no un degradado en cada uña como éste (si no sabéis cómo hacerla podéis seguir éste tutorial), sino cada uña diferente siguiendo una escala cromática.


El mayor problema a la hora de hacer éste tipo de manicuras son los esmaltes. No es una cuestión de tener o no suficientes esmaltes sino de tener cinco esmaltes de tono parecido, con acabado y textura igual. Hay marcas que venden packs de 3, 4 o 5 esmaltes para que puedas hacerlo sin esfuerzo pero... ¿por qué recurrir a ello cuándo puedes hacerlo fácilmente con sólo dos esmaltes?

He encontrado una manera para hacer ésta manicura, o similar con tu color preferido, con el acabado que prefieras y sólo necesitas dos esmaltes. Al final del post hay un pequeño tutorial.



La clave está en mezclar con base blanca un esmalte que sea preferiblemente cubriente con una sóla capa. 

Usé primero la base fortificadora de masglo y utilicé como tono base y central el 332 Dark Violet de KIKO que fui mezclando con el White Matt de BarryM.


Para combinar los esmaltes utilicé papel de aluminio (foil en inglés). Éste tipo de papel mantiene húmedo el esmalte más tiempo, por lo que permite jugar mejor con las combinaciones y aplicarlo en las uñas antes de que se seque o espese.


Para aplicarlo utilicé un pincel de nail art similar a los pinceles planos que incluyen algunos esmaltes, limpiándolo cada vez antes de pintar la siguiente uña. Para limpiarlo es útil si tenéis a mano un pequeño recipiente con quitaesmalte, lo mojáis, secáis el sobrante y está listo en 3 segundos.

Si no tenéis ningún pincel que podáis utilizar podéis hacerlo con algún esmalte viejo que no usáis, limpiando el pincel antes o utilizando alguno de base o top coat transparente.

Para acabar la manicura utilicé el Plumping Top Coat de Skeyndor.


El esquema sería algo así:
  1. Un uña (dedo pulgar) de esmalte lila, tal cuál sale del envase (el 332 de KIKO).
  2. La siguiente con el doble/triple de lila que blanco 
  3. La siguiente con la misma cantidad de lila que de blanco
  4. La siguiente con el doble de blanco que lila
  5. La siguiente con tres veces más blanco que lila
Es una guía aproximada, podéis combinar los dos tonos como queráis. El propósito de hacerlo por gotas es controlar la cantidad que se pone en cada uña por si tenemos que dar una segunda capa o nos quedamos cortas en la mezcla.

Para mezclar lo hice primero con un palillo, luego con el pincel antes de aplicar para que no quedaran trazos de color.

Espero que se entienda la idea pero si tenéis dudas puede intentar explicar de otra manera.

You May Also Like

6 comentarios

  1. O_o que buena idea, la cantidad de tonos que se pueden sacar mezclando de esa manera.
    Probaré seguro : )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que es una solución "tonta" pero muy práctica. Si lo haces nos lo enseñas! ;-)

      Eliminar
  2. guauuuuuu qué chulada de degradado, me encanta, eso ya lo sabes, tomo nota del truco :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jeje gracias guapa, si lo haces me lo enseñas! :)

      Eliminar