CND Vinylux fue la marca que escogí para esmaltar mis uñas el día de mi boda. En un principio pensé en la Shellac, por duración y comodidad, pero justo CND habían lanzado éstos esmaltes que prometen durar 7 días y pensé ¿por qué no?


Para mi sorpresa realmente cumplieron, no he visto esmaltes que aguanten más, si queréis saber mejor cómo funcionan os remito al post sobre Vinylux.

Para primavera CND presentó la colección Open Road, también disponible en Shellac, que ofrece seis tonos, dos de los cuáles os enseño a continuación.

 

Clay Canyon es un marrón anaranjado o naranja amarronado con un toque rosado. Es realmente un color arcilla naranja si lo entendéis mejor, de acabado cremoso.


Puede servir como tono nude, opaco, si os gustan éstos tonos. En las uñas queda sutilmente más rosado, también se ve algo más rosado con dos capas que con tres (que son las que llevo).


Su consistencia es un poco densa por lo que al aplicar la segunda capa es mejor dar pasadas rápidas sin repetir por la zona para que no queden marcas de pincel.


Con dos capas quedaba algo traslúcido, para un uso normalmente no le daría más de dos, pero para hacerlo completamente opaco, para las fotos, preferí darle tres.


Mint Convertible es un tono menta de acabado cremoso, es un verde ligeramente más subido de lo que se ve en las fotos, no es pastel.


Su consistencia es más líquida que Clay Canyon, aún así un pelín espesa para mi gusto.


He aplicado tres capas, con dos no me quedaba el color uniforme en todas las uñas, con tres me gusta más el resultado, aunque con dos es prácticamente opaco.


Si podéis verlo en persona el tono es similar al del envase, no obstante cuando se seca queda algo más claro en las uñas.

Llevo, en los dos tonos, el Weekly Top Coat, necesario para las manicuras Vinylux. No sólo le da un brillo espectacular sino que acaba de unificar la superficie en caso que haya quedado alguna pequeña imperfección.


Casi todos los tonos de la colección son más bien colores claros, mezclando las tendencias de temporada: amarillo, naranja/nude y verdes.

Los esmaltes CND Vinylux podéis comprarlos en salones exclusivos CND, puedes encontrar el más próximo a ti aquí, a un precio de 11,50€ aproximadamente, mientras que el Top Coat tiene un precio de 13€.
AVISO: Los productos mencionados han sido enviados por la marca o su representante con el fin de dar mi opinión, la cual es personal, sincera y objetiva. No estoy afiliada con la empresa.

6 comentarios:

  1. Me encanta el verde menta, además he utilizado Vinylux y he quedado muy satisfecha con la duración.
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que su duración es muy buena, a mí me impresionaron muchísimo la primera vez.

      Eliminar
  2. El color verde menta me parece precioso :) Yo he usado vinilux y la verdad esq duran bastante :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un pelín más oscuro de lo que se ve en las imágenes diría, bueno depende qué imagen, pero que tiende más a verde que a blanco.

      Eliminar
  3. Me encanta CND y vinilux es lo más. aunque eso sí el primero para las manos, el otro color para los pies!! ;-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ah si??? yo lo hubiera hecho al revés!!! en verano los pies los llevo más "normales" que las manos diría.
      Cierto, vinylux es lo más! :D

      Eliminar