En junio Bourjois lanzaba como parte de la colección de verano los Cream Blush, unos coloretes en textura, de formato cremoso pero acabado empolvado.


Ha sido tal el éxito, que se han quedado fijos en la colección. 

Y es que su textura no es nada convencional ya que su tecnología permite que la crema, al contacto con la piel, se convierta en un polvo fino y sedoso.

Éstos coloretes, que han sido el producto favorito de muchas en verano, no funcionan tan bien en pieles como la mía.


Su envase es igual al de los coloretes cocidos, pero más pequeño, al no ser abombado por dentro se pierde altura, lo que lo convierte en un producto muy práctico y fácilmente manejable.

Tiene un espejo en la tapa y aunque se abre presionando ligeramente en el punto que veis también contiene un imán para asegurar el cierre.


A la izquierda Healthy Glow, un tono coral anaranjado que da un aspecto satinado a la piel gracias a las macropartículas que contiene, a la derecha Sweet Cherry, un rosa oscuro ligeramente amarronado de acabado mate.


En la parte superior Healthy Glow, abajo Sweet Cherry, que no sé si será la luz (hacía sol aunque no daba directo), o el juntarlo con un tono anaranjado, pero lo veía con ciertos reflejos naranjas.

He puesto gran cantidad de color para mostrarlo mejor, ésto no queda así en las mejillas, irá en función de cuánto difuminéis.


Healthy Glow me parece un tono muy favorecedor, sobre todo en verano, tiene ese acabado "buena cara"  / "me empiezo a broncear" que a todas nos gusta.


En mi rostro apenas se ve color, a pesar de ser bastante blanca, pero sí se nota el efecto nacarado, es ideal para los "maquillajes sin maquillar", si me entendéis.


Sweet Cherry es un tono que llama poco la atención a priori, pero creo que es el que mejor funciona para todas las pieles, da un acabado rosado sutil, ni muy cálido ni muy frío.


Éstos coloretes se supone que dan un acabado natural, y lo consiguen, pero en mi caso tengo las mejillas tan deshidratadas que mi piel absorbe el producto. Si lo uso con una base líquida en el rostro me aguanta algo mejor, pero no es algo que haga a diario ni a menudo.

Se puede aplicar con los dedos o con brocha, con los dedos lo probé primero, las mejillas cogen tono en seguida, pero conforme lo vamos extendiendo se pierde rápidamente. Así que yo sólo utilizo la brocha, concretamente una mofeta pequeña, pero con la brocha tengo que insistir mucho para que se aprecie el color, no justo al momento de aplicarlo, pero cinco minutos después el tono ha rebajado su intensidad a la mitad o más.

Lo he querido probar en los labios, algunos coloretes en crema lo permiten, pero no funciona en éste caso porque hace que resalte cualquier imperfección de los labios y no hidrata como lo harían otros coloretes más cremosos.

Funciona más o menos bien como base de un colorete en polvo, para intensificar el color o matices de un color y prolongar su duración.


Su acabado no permite que la piel se vea grasa, al contrario que sí sucede con otros, se nota una piel aterciopelada y fina.

En definitiva, si buscas un colorete que quede muy natural y me refiero a apenas imperceptible (no en el mal sentido, sino tipo "te veo diferente pero no sé qué es") puede que ésto sea lo que estás buscando, pero si tu piel es seca o tiende a deshidratarse como la mía tal vez quieras probarlo primero, yo no te lo recomendaría.

Hay dos tonos más a la venta, Nude Velvet, melocotón de acabado mate y Rose Tender, rosado suave con acabado nacarado.

Su precio ronda los 12€ y los tenéis disponibles en muchos centros comerciales y perfumerías, sin embargo en perfumerías primor tienen un 40% de descuento sobre el precio original, los podéis comprar a 7,35€ aquí. Si lo habéis visto más barato en otro sitio no dudéis en decírmelo.

AVISO: Los productos mencionados han sido enviados por la marca o su representante con el fin de dar mi opinión, la cual es personal, sincera y objetiva. No estoy afiliada con la empresa.

9 comentarios:

  1. No he probado estos coloretes, pero su fama les preceden, tu color en concreto es precioso Cristina.

    ResponderEliminar
  2. Tengo los cuatro y me encantan, me ha sorprendido que en tu piel vayan desapareciendo. La mía es muy grasa y me va bien, que era el miedo que tenía, pero la textura es fantástica y ahí aguantan como campeones.

    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si yo al meterles el dedo y ver que tenían ese acabado empolvado me quedé muy sorprendida, me encantaron! y al probarlo así en los brazos pensé que serían ideales, pero no :(
      No es la primera vez que me pasa, con alguno de Catrice o Essece me sucedía lo mismo, pensé que no serían muy pigmentados, pero es que realmente mis mejillas son un horror, chupan todo lo que les eche!

      Un besote

      Eliminar
  3. qué rabia que no te funcionen bien. Debo de ser de las pocas que aún no los ha probado y me llaman, Tengo que ir a cotillearlos a fondo

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí la verdad, porque los pillé con ganas... yo pensaba que a éstas alturas ya los habríais probado todas :P jeje

      un beso

      Eliminar
  4. Yo tengo el rosa y me encanta. Al tener las mejillas grasas lo acaba "escupiendo" pero me dura más que uno en polvo!

    ResponderEliminar
  5. Yo tengo la piel grasa y a pesar de ello adoro los coloretes en crema, especialmente si tienen un acabado en polvo y no son grasos. Me encantan los tonos, así que tendré que echarles un ojos en el stand.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. yo tengo dos y me gustan mucho, a mi me duran...lástima que a ti no te aguanten bien, porque son preciosos

    ResponderEliminar