Aún no están a la venta en España, pero éstos esmaltes arrasan allá donde van y es que ¿a quién no le gusta una buena dosis de purpurinas, brillos y destellos variados en las uñas? Ni que sea de vez en cuando...


Yo los he comprado en Londres, donde están disponibles cuatro tonos, la mitad de los que salieron a la venta en Estados Unidos, si estáis allí no dudéis en echarles un ojo porque son edición limitada.



Fucsia con microshimmer dorado con purpurina rosa y fucsia y dorada que cambia de color, en varios tamaños, así es Rosy Rosettes.


Su pigmentación es bastante decente, yo llevo tres capas en las fotos, pero con dos es suficiente. No llevo base ni top coat.


Es un poco espeso, no se aplica mal, pero hay que tener cuidado con la purpurina más grande, a veces se acumula, yo he tenido que cerrar y mover varias veces el envase.


Se seca muy rápido. Os recomiendo usar una base debajo, sin ella podemos perder el esmalte en cuestión de uno o dos días, los trozos más grandes van cayendo y con ello se desprende también el esmalte. Pero, sobre todo, sin base nos costará horrores quitarlo de las uñas.


Knitted Gold me parece un clon, o casi, del She Walks in Beauty de a england. El esmalte de a england lo tengo en mi wishlist desde que lo vi, así que irremediablemente me compré éste para consolarme. 


No es tan pigmentado, de hecho diría que es de base transparente con microshimmer dorado amarillento y la purpurina, hexagonal en dos tamaños, de un rosa palo.


Se aplica mejor que el anterior, pero no es tan cubriente, llevo tres capas y creo que son necesarias para conseguir un acabado opaco.


Éste esmalte es la antítesis de la fotogenia, es una pesadilla sacarle una foto decente. Tiene un acabado tan brillante, casi foil, que refleja lo mires por donde lo mires, con flash o sin él.


Al no llevar top coat se nota un poco basto en las uñas debido a la purpurina más grande, os recomiendo usarlo para un acabado más liso y para que no perdáis el esmalte ya que salta con más facilidad.


Quería probar cómo quedaban como top coats de otros esmaltes. Probé Rosy Rosettes sobre base negra, pero no me convence el acabado, sobre un esmalte fucsia de tono similar es la única opción que le veo, o sólo, porque pigmenta bien.


Combiné Knitted Gold con negro (dedo meñique), pero el microshimmer dorado se ve tan amarillento que no me gusta. Al lado con base dorada que hace que la purpurina rosada destaque. Finalmente, mi combinación preferida, con una base rosada suave. Llevo Mademoiselle de Essie, dos capas y una de Knitted Gold. Me parece una combinación tan delicada y bonita que seguro la llevo más de una vez.

Me encantan éstos esmaltes, me parecen preciosos, me parecen baratos y cruzo los dedos de las manos y los pies para que a España lleguen más que los cuatro colores que hay en UK. Lo peor es desmaquillarlos, pero algo negativo debían tener.

6 comentarios:

  1. Es innegable que tienen un acabado precioso! Me parecen ideales para estas fiestas navideñas que nos esperan.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Oye pues sobre el negro a mi si me ha convencido. Señora suerta... aquí todo tarda siglos en salir : )

    ResponderEliminar
  3. Siii son ideales para estas fiestas navideñas me encantan espero poder hacerme de ellos vivo en EU x suerte asike ojala si se me haga comprarlos un beso guapa :).

    ResponderEliminar
  4. qué bonitos son, me gustan incluso con el negro no lo veo nada mal, es llamativo :)

    ResponderEliminar
  5. Me gusta muchísimo como se queda el esmalte de la 4º uña, podrías decirme que base lleva?.
    A mi me encantan también pintarme las uñas, aun que suelo experimentar más con mi madre, jaja.
    Un besito

    www.bbeaute121.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te refieres a la base negra llevo el esmalte negro de Skeyndor :-)

      Eliminar