Viviendo en Londres éste año puedo celebrar mi primer Halloween "real" (aunque no me olvido de la castanyada y pienso hacer panellets).


Quería hacerme una manicura acorde, me pareció más apropiado publicarla hoy que el próximo lunes por si a alguien le podía servir de inspiración o incluso quería copiarla.

Estoy un poco cansada de ver telarañas, fantasmas, gatos y esas cosas típicas, además que se me da fatal dibujar, por eso he tirado por algo diferente.



La técnica utilizada en éste caso es la que, en su traducción inglesa, denominan acuarelas (watercolor). Podéis ver un tutorial con imágenes en el blog de rebecca. Aunque os la explico brevemente:
  1. Añadir una base, en mi caso utilicé Bonder de Orly.
  2. Dar dos capas de color. Yo alterné Elegant Black de Skeyndor y Tonic Orange de Astor en el dedo anular.
  3. Aplicar una capa de Seche Vite o top coat de secado rápido. Ésta parte es importante para no destrozar el esmalte base cuando utilicemos la acetona.


A continuación se lleva a cabo la técnica en sí que consiste en aplicar un par o tres de gotas de esmalte en las uñas y antes de que se sequen, con un pincel mojado en acetona, distribuirlo aleatoriamente, en círculos o como se prefiera. Repetir con tantos colores como se quiera.

Para ello utilicé el Creamy Coral y Tonic Orange de Astor, Orange Marmalade de China Glaze, para dar brillo, y un esmalte de MNY entre marrón y naranja, para dar profundidad.


Para el dedo anular utilicé el Elegant Black de Skeyndor y también el esmalte de MNY. Finalmente acabé con una o dos capas del Plumping Top Coat de Skeyndor.

El acabado es similar al de la técnica de saran wrap o trozos/bolsas de plástico, pero no es el mismo. Aquí las líneas quedan más circulares, para uñas efecto galaxia es ideal.

14 comentarios:

  1. Pues queda muy bonito Cristina! Debería practicarlo para ver que tal se me da a mi!!

    Además me parece mucho más original y si no diferente a los gatos, calabazas, arañas que estoy harta de verlas! Porque cuando quedan bien si pero sino, es algo horroroso, ver dibujos mal hechos!
    El tono negro de Skeyndor veo que lo aprovechas un montón!
    Un beso y feliz lunes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja sí, la verdad es que intenté una calabaza... pero es lo que dices, si no lo haces bien queda chapucero...

      Que pases un buen día!

      Eliminar
  2. hola preciosa, qué chulada de manicura y además no está nada vista, por cierto no sabía que vivías en Londres, leí algo pero pensaba que habías ido de vacaciones, espero que te vaya muy bien allí...gracias por compartir, besos y feliz lunes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí :-) Gracias guapa, que pases una buena semana.

      Un besote!

      Eliminar
  3. Pues me encantan! me parece de lo más original! a mi me encanta toda la decoración de Halloween, pero hay cosas muy macabras que para las uñas no las veo, esta en cambio te ha quedado elegante y con los tonos ideales del otoño. Me encanta Cristina. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! con el pánico que me dan las arañas... por muy de halloween que sean, no las quiero ni para las uñas! jeje

      Un beso!

      Eliminar
  4. Una manicura muy original, esta muy bien.
    Besitos!

    ResponderEliminar
  5. Buenas Cristina!

    Pues me parece mucho más original esta manicura que no la típica de halloween!! Me gusta mucho!
    Aii los panellets! Qué ricos por favor!!!

    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! ai, debería haberme hecho panellets en las uñas, eso tampoco lo he visto! jeje

      Eliminar
  6. Muy original como te han comentado ya, ¡y qué paciencia para tanta capa!
    (Y qué envidia de que estés por Londres, aiiish).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! no lleva tanta capa porque pones un par de gotas de esmalte, no pintas la uña cada vez :-)

      Eliminar
  7. Tengo que ponerlo en práctica porque me ha encantado... pero tiene pinta de tardar un montón jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas, tardas más en prepararte, abrir los esmaltes coger un par de gotas, etc.. que no la manicura en sí, que al final y al cabo es mezclarlo todo en la uña (y cruzar los dedos para que no parezca un desastre!).

      Eliminar