Si por algo es conocida IsaDora es por sus esmaltes craquelados. Fueron de los primero en Europa, durante meses los únicos en existir y los más buscados. 


Éste año, el año en el que todas las marcas se han puesto de acuerdo para sacar colecciones en tonos pastel, IsaDora da un paso más y, no sólo saca pasteles sino que lo hace a modo de top coat y con acabado craquelado.

En total son cinco nuevos tonos de Graffiti Nail Top y, de paso, añaden seis tonos más a la colección para usarlos como base. 

815 LINEN

Éste no es el esmalte Graffiti más blanco que existe en IsaDora, a pesar de ello es difícil pensar en algo más blanco que ésto. Suaviza el tono el hecho de llevar micropartículas brillantes. 


Su consistencia es algo pastosa (sucede con todos los esmaltes de éste tipo), pero en éste caso la encontré un poquito más densa de lo habitual, por lo que la capa fue más gruesa que fina y el craquelado más ancho. 


Ya que son nuevos tonos pasteles quiso probarlo con otro esmalte que recientemente ha sacado la marca, Cloud, un azul cielo pastel muy bonito. El problema es que Linen coge mucho, demasiado, esmalte de base para craquelarse y, de momento, sólo he conseguido que funcione bien con esmaltes más oscuros y de secado rápido.

817 SOAP

Aunque pueda parecer otro blanco, este esmalte es una especie de lila/lavanda pastel, un color precioso que me encanta combinado con Bella Vita, el azul que llevo de base y que os enseñé aquí.


Cuando se seca tiene un acabado más bien mate. Su consistencia es bastante buena, a pesar de lo densos que suelen ser éstos esmaltes Soap se aplica muy bien, de modo que con una capa más gruesa tenemos un craquelado más ancho (como en el meñique) o con finas capas el craquelado es, en cierto modo, menos exagerado.


Se le puede aplicar sin problemas un top coat, dará brillo al acabado, hará el esmaltado más resistente y ayudará a unificar más los tonos (parte de la pérdida del tono del esmalte Graffiti es la base que llevaba, mea culpa, pero es que ¡queda precioso en persona!)

819 MINT

En cuanto vi éste tono me alegré que por fin alguien hubiera sacado un verde menta craquelado, pero cuando fui a utilizarlo... ¿con qué combinas un verde menta? Obviamente un verde oscuro hubiera estado bien, pero quería algo que diera contraste. Pensé en un amarillo pero éste verde, a pesar de ser pastel, tiene un punto chillón que no hubiera ayudado a calmar el subidón de un amarillo.


Así que iba a utilizarlo con un morado, uno claro, no pastel, pero casi. Hasta que me puse a buscarlo y me acordé del Persian Princess, de la colección Jewels of the Orient que os enseñé aquí.


Sigue sin ser discreto, pero al menos es algo poco habitual, que es lo que buscaba. La consistencia del esmalte es normal, densa para ser un Graffiti pero normal, aunque se craquela un poco como quiere... intenté darle una capa fina para que se craquelara en miles de partes pero no funcionó bien, aunque estos esmaltes tampoco son una ciencia exacta así que es cuestión de probar. Su acabado es mate, como los otros dos.

Se comenta que los mejores esmaltes con acabado craquelado son los de IsaDora que fueron los originales (o casi). Yo no he probado muchas marcas, así que no puedo decir que son mejores que todos los demás, pero sí son resistentes, se craquelan bien, tienen muchos colores, claro que hay que practicar para cogerle el punto. De éstos tres me quedo sin duda con Soap, normalmente me gusta una base clara con un craquelado llamativo, así que los pasteles como top coat no serían mi fuerte, pero si buscáis éstos tonos IsaDora es una buena opción.

Cada envase contiene 6ml. y su precio ronda los 8,95€. Para saber dónde comprarlos podéis echar un ojo al listado de tiendas de Douglas aquí.
AVISO: Los productos mencionados han sido enviados por la marca o su representante con el fin de dar mi opinión, la cual es personal, sincera y objetiva. No estoy afiliada con la empresa.

3 comentarios:

  1. No soy muy fan de estos crackers, pero dan un toque divertido y me gusta que sean pastel, gracias por compartir

    ResponderEliminar
  2. Pues el tono lavanda es el que ma ha gustado más ya que me gusta un crackelado más fino y roto que uno con capas más gruesas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Quedan bastante bonitos, pero no son para nada para mi, too much!
    En cambio te dire que la manicura con el morado de fondo y el crakelado en verde menta queda fantastica, la combinacion es perfecta!
    Un beso!

    ResponderEliminar