Lo primero es lo primero... ¡Feliz año! Espero que hayáis tenido una buena entrada y se porten bien los Reyes con vosotras.



Aunque no cogeré más ritmo con el blog hasta la semana que viene y dado que no he hecho ningún post con mis favoritos del año, aprovecho para hablaros de un producto que sin duda entraría en esa lista y que, si sois fans de los esmaltes, necesitáis en vuestro set de manicura. Hablo de Lemony Flutter de Lush.

Lo probé por primera vez hace casi un año gracias a una muestra que pedí y aún no la había acabado que no dudé en comprarme el producto.


Se supone que su función es la de proteger e hidratar las cutículas pero su formulación lo convierte en un producto ideal para cualquier zona del cuerpo que presente sequedad: codos, pies, manos, etc...

¿Cómo se utiliza?
Yo siempre aplico una mínima cantidad en mis uñas y cutículas antes de pintarlas porque si necesito retocar y quitar esmalte evito que el quitaesmalte, sobre todo si contiene acetona, me endurezca las cutículas. Si lo creo necesario también aplico un poco más al acabar la manicura.

Es importante graduar bien la cantidad de producto que cogemos porque si nos excedemos lo único que vamos a conseguir son unas manos aceitosas.

También me aplico Lemont Flutter al quitar el esmalte, por la misma razón que he comentado antes.

Otros usos
En invierno se ha convertido en el aliado perfecto a mi crema de manos. Con el frío y el viento los nudillos y las manos se me resecan tanto que me aparecen como pequeñas grietas y cortes. Una cantidad mínima de producto antes de acostarme o por la mañana antes de salir de casa me protege las manos de manera espectacular.

Si tenéis problemas parecidos al mío, también en codos, os recomiendo que lo probéis, de lo contrario, no creo que sea buena idea utilizar esta crema en vuestras manos porque sólo os va a aportar sensación grasosa ya que no se va a absorber.

En los pies funciona y actúa de manera similar y, en este caso, no os recomiendo usar Lemony Flutter en los pies antes de salir de casa porque dejaréis gran parte de producto en los calcetines, o las chanclas si es verano.


Entre sus ingredientes se encuentra la manteca de karité y la cera de abeja, dos de mis ingredientes preferidos en cuanto a cremas hidratantes, podéis ver el detalle en la web, aquí.

El olor, por lo menos para mí es de limón recién exprimido, ligeramente dulce pero fresco. Excepto si no te gustan los cítricos, es difícil descartar este producto por su aroma.

Contiene 50 gramos. Es un producto que cunde muchísimo porque la cantidad que necesitamos, independientemente de la zona donde queramos aplicarlo, es mínima.

Para mí fue todo un descubrimiento y el mejor tratamiento que he encontrado hasta el momento para mis cutículas.

Su precio es de 8,75€ en España y sobre 7€ si lo compráis en Reino Unido.

14 comentarios:

  1. Tiene una pinta estupenda.. ayy, si hubiera Lush en Canarias ya sería mio!
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  2. si tengo ganas de probar, lush es por la mayoria de comentarios buenos que veo en casi todos sus productos jeje ,quieroooo lush!! muack

    ResponderEliminar
  3. es que lush me trae de cabeza!! y aca en puerto rico es IMPOSIBLE conseguirlos!!

    ResponderEliminar
  4. No conocía esta producto de Lush, me parece muy interesante! Pediré una muestra para probarlo en mi próxima compra.

    Bss!
    www.eldiariodesuesi.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Yo lo tengo y tambien estoy encantada!! Lo probe en una visita a la tienda, no me dieron un poquito para probar, pero si que me puse un poco antes de irme... y en la proxima visita cayo!! bueno que volvi aposta a por el xD

    Un saludo y feliz año

    ResponderEliminar
  6. tiene buena pinta y no conocia este producto de lush. Pediré una muestra cuando me acerque la proxima vez :) Gracias por la entrada!!

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. me parece un producto interesantísimo precisamente or lo que comentas de los nudillos y los estragos del frío

    ResponderEliminar
  8. a mi me dieron una muestrecilla y la verdad que lo utilice muchisimo, ya que me iba genial para codos y cuticulas! en los pies no lo llegue a usar, pero de verdad que lo compraria!

    Un beso y feliz día, Andrea La vida en rosa

    ResponderEliminar
  9. No conocía este producto, pero me ha parecido muy interesante. Yo suelo tener las cutículas algo secas, así que siempre tengo a mano productos de este tipo. La próxima vez que vaya a Lush pediré una muestra.
    Besos y feliz año!!!

    ResponderEliminar
  10. No lo conocía pero por la forma que lo describes debe de ser muy bueno, me gustaría probarlo algún día :)

    Besos!

    ResponderEliminar
  11. Esto hay que probarlo, tiene muy buena pinta!

    Saludos desde http://aluminiumrings.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  12. Pues sí, si no os han dado muestras y podéis pedirlas, hacedlo!! veréis que no os defrauda y cunde muchísimo!!! ya sé que me repito pero es que yo le doy uso diario y tengo miedo que se me acabe, pero en realidad casi tengo el bote intacto!

    Si tenéis las cutículas secas es uno de esos productos que les da a las manos o la manicura un aspecto impecable.

    ResponderEliminar
  13. Jo, a mí me gusta porque deja las cutículas (y los codos y los talones) supersuaves, peeeeero no aguanto el olor. A mi no me recuerda a limones exprimidos, me recuerda a ambientador de coche. La he estado utilizando para hidratar las cicatrices de una operación reciente porque es muy untuosa y ha ido genial, pero he acabado del olor hasta el gorro :) Y muy importante lo que dices: echar la cantidad justa, nada de embadurnarse. Y durar dura eternamente. A mí me encanta, pero ains el olor...

    ResponderEliminar