No voy a hablar de ésta nueva marca española que, seguro, muchas ya conocéis, porque al fin y al cabo tenéis la información en su web. Pero sí de dos productos que he probado gracias a una promoción que hicieron en sus redes sociales (y que sé que muchas también aprovechasteis), porque creo que merecen la pena estos productos.

Se trata de dos jabones: pompeya y rockocó.


No es ningún secreto que los creadores de la marca tuvieron una trayectoria profesional en lush, por lo que las comparaciones son inevitables, pero eso no quita que éstos productos no sean originales o de calidad.

No soy super fan del coco, pero leí buenas críticas de éste producto y buscaba algo más que un puro jabón. Éste en concreto, al integrar fibra de coco, nos permite también una suave exfoliación. 
Por si os sirve de referencia os diré que yo, los jabones de lush, no los uso más que para lavar mis manos porque me resultan muy secos en la piel. Éste seguiría un poco la línea de ese tipo de jabones, pero hace algo más de espuma cuando lo aplicamos (cosa que yo agradezco porque a mí me gustan los jabones que hacen espuma), y aunque parece que deje la piel seca al enjuagarlo, al secarnos podemos sentir la piel suave. Posiblemente gracias a la manteca de karité. Aún así, no es un jabón que usaría para mi cuerpo en invierno, en verano es aceptable. Para las manos está bien.
Sobre el olor: os iba a comentar que en la ducha huele, pero no es un olor nada pesado a coco, es ligero y más bien dulzón, pero que al poco después de ducharme mi cuerpo ya no huele... sin embargo, me ha dado la sensación que mi cuerpo olía como la manteca corporal de deliplús de aceite de argán y... teniendo en cuenta que ambos productos tienen karité, ya no sé que pensar... Pero no es un olor que penetre ni permanezca fuerte en la piel.

Éste, al igual que el Rockocó, lo solicité porque también servía como exfoliante. En el primer uso que le di me fue genial, es suave al tacto, deja la piel suave porque como tiene aceites incluidos no se nota la piel seca y la exfoliación no me pareció nada agresiva. Sin embargo, la segunda vez, que esa capa más "dulce" había ido desapareciendo y dando lugar a la piedra pómez, me resultó algo agresivo para según qué zonas del cuerpo.
Como me gustaba el producto, decidí probarlo un día en los pies. Normalmente, en verano, me lavo los pies siempre cuando vuelvo a casa, porque al llevar sandalias se ensucian y yo me siento más cómoda así (manías de una). Hasta que descubrí Pompeya estaba utilizando un producto de Lush que, no me iba mal, pero se desintegraba rapidísimamente al contacto con el agua. Desde que probé Pompeya en mis pies, ya no quiero nada más. Suena a anuncio, pero de verdad me encanta. Al ser más agresivo gracias a la piedra pómez me va genial para las partes donde se crean durezas, pero el aceite deja mis pies hidratados. Además, me encanta su olor. Se supone que huele a... no sé muy bien, algún olor exótico, pero si os soy sincera, a mí en seguida me recordó esa chuche que era como una botella de coca cola que tenía una parte verde y otra marrón. Dulzón pero no empalagoso.

Cuando vi las muestras que me llegaron pensé: ¡uff, en dos días se me ha acabado! Pero no, así como algunos productos de lush parecen evaporarse al contacto con el agua, estos jabones me han durado una barbaridad teniendo en cuenta el tamaño de las muestras.

Mi opinión es que Pompeya necesitáis, como mínimo, probarlo. Para mí es un imprescindible ya y quería comprar más, pero como estoy bien servida de otros jabones no quiero hacerme con más de esos productos y hacer un pedido a Bara Cosmetics sólo por Pompeya... (los gastos me salen caros), pero si ofrecen otras alternativas próximamente o encuentro a alguien que quiera compartir pedido, sin duda me haré con más jabones Pompeya porque me encantan.

¿Y vosotras, habéis probado alguno? Me llama poderosamente la atención el de aloe vera, así que si lo pedisteis.... ¡contadme!

3 comentarios:

  1. hola linda yo no los e probado tampoco los de lush pero me llaman mas los de lush de ellos tengo ganas de comprarme uno =)

    ResponderEliminar
  2. Hola! es que esta empresa es más reciente y, tal vez, tengan menos variedad, pero éstos jabones no tienen nada que envidiar a los de lush!! a mí lush me encanta, pero en cuanto jabones.. psss

    ResponderEliminar
  3. Pues conoci la web hace poco y estoy con la tentacion de comprar alguno pero de momento prefiero ahorrar que jabones solemos hacer en casa entre mi madre y yo y estamos contentisimas con los resultados poco a poco vamos probando nuevas formulas y viendo que tal resultado dan asi que lo ahorrare para potis jeje

    ResponderEliminar