El naranja era uno de los colores que faltaba entre mis esmaltes. Definitivamente éste no lo usaría en invierno, pero con la llegada de la primavera y viendo que marcas como Givenchy o Deborah Lippmann empezaron a incluirlo entre sus colecciones de verano pensé... ¿por qué, no?.


Orange Marmalade pertenece a la colección de verano Summer Days, del 2009, que aún puede encontrarse por internet.

Ésta colección es una de mis preferidas de China Glaze, si queréis verla en su esplendor no tenéis más que acudir a All Lacquered Up.


El esmalte es un naranja intenso con gran cantidad de shimmer dorado, lo que lo hace más cálido y, a pesar de ser un naranja, sienta bien a todo tipo de pieles.


El shimmer de éste esmalte es absolutamente maravilloso, creo unos reflejos espectaculares. Con un poco de luz ya adopta ese tono como bañado por el sol.


Su consistencia es muy buena, su aplicación también. Sin embargo tiene un problema de opacidad y es que se necesitan tres capas para lograr un buen acabado. En algunas imágenes puede verse algo translúcido pero es si se pone a contraluz. De todas formas, para mi gusto, con dos no acaba de quedar tan bonito.


El acabado es cremoso, pero matificado queda también genial.

¿Tenéis algún tono parecido? ¿os pondríais algo así en verano?

    2 comentarios:

    1. me encanta este color y mas porquye tiene destellos lindo =)

      ResponderEliminar
    2. Niña esta coleccion es preciosa entera. Que envidia de esmalte!!!

      ResponderEliminar